Estamos a su disposición para efectuar cualquier reclamo ante su Obra Social o Empresa de Medicina Prepaga por denegación de cobertura, falta de autorización de prácticas, inclusión en su cuota de adicionales por edad y/o cualquier otro hecho que implique el no tener acceso a su Derecho a la Salud.



miércoles, 18 de septiembre de 2013

La Justicia Falló Contra una Obra Social por un Medicamento

Una afiliada llevó a cabo un recurso de amparo contra la empresa para que le provea un medicamento de forma continua y gratuita. El juez Oscar Alberto Papayero decidió hacer lugar al recurso.

Según el fallo, la mujer “padece una patología denominada Hemoglobinuria Paroxística Nocturna y que para el tratamiento de esa afección le fue recetado por los médicos especialistas en la materia que la asisten la medicación Eculizumab Soliris”, de origen importado.

El magistrado titular del Juzgado Federal en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo número 1 de San Martín aclaró que “la acción es procedente por encontrarse acreditadas las afecciones en la salud padecidas, la prescripción del tratamiento prescripto por un profesional especialista en la materia, la afiliación a la obra social demandada y la consiguiente obligación de garantizar la provisión oportuna a esos tratamientos”.

La Obra Social del Personal de la Industria del Plástico (OSPIP) deberá brindarle el medicamento a la afiliada de forma gratuita y continua por la “dificultad y angustia que la actora debe afrontar en la búsqueda de soluciones”.

Por último, el juez decidió poner en conocimiento de las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación su resolución, debido a que es el órgano encargado de fijar las políticas de medicamentos.

(Fuente: www.abogados.com.ar)


Ordenan a Prepaga Brindar Cobertura Integral de la Prestación de Acompañante Terapéutico con Prestador Ajeno a la Cartilla

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal ordenó a una empresa de medicina prepaga proveer cautelarmente la cobertura integral de la prestación de acompañante terapéutico y tratamiento psiquiátrico y psicoterapéutico con un prestador ajeno a la cartilla, tras ponderar que la accionada no precisó cuáles serían los profesionales de su cartilla que podrían brindar la asistencia requerida por el actor.



La resolución de primera instancia dictada en la causa “A. J. R. c/ MEDICUS s/ sumarísimo”, admitió la medida cautelar solicitada por la curadora del señor J. R. A., quien padece esquizofrenia paranoide y dispuso que Medicus cubriera el 100 % de los gastos de acompañante terapéutico domiciliario.



Dicha decisión fue apelada por la demandada, quien alegó en su recurso que la prestación de acompañante terapéutico es de índole social, no médica, y que no está obligada a cubrirla en tanto no se encuentra contemplada en el Plan Médico Obligatorio (PMO) ni en el plan médico contratado por el beneficiario.



A su vez, la apelante se agravió de que las indicaciones no fueron hechas por prestadores de su cartilla, que no intervino el equipo interdisciplinario al que alude el artículo 39 de la ley 24.901 y que el interesado tampoco acreditó carecer de recursos propios con los que afrontar el tratamiento que debe recibir con prestadores ajenos.



Respecto al agravio relativo a la necesidad de que intervenga un equipo interdisciplinario para decidir sobre la pertinencia de contar con acompañamiento terapéutico, los jueces  de la Sala II concluyeron en el fallo del 27 de mayo del corriente año, que “la accionada no acompañó al expediente constancia alguna que permita inferir que intimó al actor para que fuera evaluado bajo esa modalidad, pese al conocimiento que tenía respecto de la prestación indicada “.



En base a ello, los magistrados resolvieron que bastaba para tener por satisfecha la necesidad de cubrir la prestación, con la indicación hecha por el médico psiquiatra responsable del tratamiento del actor.



Los camaristas señalaron que si bien la demandada no se encuentra obligada a solventar prestaciones por médicos ajenos a su cartilla, destacaron que en el presente caso “la accionada no precisó cuáles serían los profesionales de su cartilla que podrían brindar la asistencia requerida por el actor, y lo que es más, en lo que respecta al acompañante terapéutico, advirtió que no contaba con prestadores propios”.



Por otro lado, el tribunal ponderó que de las constancias de la causa se deriva la necesidad y conveniencia de que J. R. A. continúe bajo la supervisión del médico que lo viene atendiendo desde mediados de febrero de 2012, cumpliendo con sus prescripciones en orden a la atención terapéutica domiciliaria y tratamiento psiquiátrico y psicoterapéutico.



Sentado ello, y debido a que la demandada no ha propuesto concretamente ningún prestador de su cartilla para garantizar la atención que exige la enfermedad mental que padece el discapacitado, la mencionada Sala entendió que no se advierte ninguna razón válida para revocar la precautoria dictada por el juez de grado.




Por último, los jueces resaltaron que el rechazo de la medida solicitada pone en riesgo el derecho a la salud del actor, reconocido por Pactos Internacionales de jerarquía constitucional (art. 25, inc. 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y art. 12, inc. 2, ap. d, del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; art. 75, inc.22, de la Constitución Nacional).

(Fuente:www.abogados.com.ar)