Estamos a su disposición para efectuar cualquier reclamo ante su Obra Social o Empresa de Medicina Prepaga por denegación de cobertura, falta de autorización de prácticas, inclusión en su cuota de adicionales por edad y/o cualquier otro hecho que implique el no tener acceso a su Derecho a la Salud.



martes, 25 de agosto de 2015

Reflexion: las empresas de transporte y la discapacidad

Usualmente no tengo por costumbre escribir en este blog  experiencias personales, limitándome a la publicación de sentencias sobre temas relacionados con el derecho a la salud que pueden ser de utilidad para colegas y lectores en general.
Hoy hago una excepción ya que lo que voy a relatar no solo es vivido y soportado por muchos de nosotros, sino también  puede ser de utilidad para todos.
Como muchos saben, tuve hace cinco años Sindrome de Guillain Barre, una enfermedad  autoinmune, que me mantuvo internada siete meses de mi vida y varios años de rehabilitación. Aun asi, si bien estoy recuperada, tengo una secuela  en los miembros inferiores que implica que no camino bien y certifique mi discapacidad de acuerdo con la normativa vigente.
En contadas ocasiones he hecho uso del beneficio de viajar gratis en micros de larga distancia, para ir a San Bernardo cuando no puedo viajar en auto con mi pareja, usualmente por  temas laborales. No habrán sido mas de 3 o 4 veces desde que obtuve el certificado de discapacidad en octubre de 2012.
Ultimamente el intentar viajar – aun en INVIERNO – se ha tornado una odisea.  Y hoy fue la gota que colmo el vaso por lo cual me permito escribir estas líneas.
Concurrí a la Terminal de Retiro con la intención de viajar a San Bernardo el jueves 27  por la tarde.  Hay una ventanilla donde se hace el tramite pero hay que saber  en que compañía viajar al destino elegido y el horario. Pase por Plusmar, donde siempre he viajado a la costa.  Y ahí cometí el error, dije que viajaría con el beneficio del certificado de discapacidad. Automáticamente me dijeron que no había pasaje para le jueves porque “era fin de semana”(textual) y que podía viajar el sábado (bárbaro me vuelvo el domingo…) Destaco que solo necesitaba el pasaje de ida, a la vuelta me trae en auto mi pareja.
Decepcionada, averigue en la oficina del al lado del Rápido Argentino quienes me dijeron que había para el jueves a las 15 y a las 17. Nuevamente dije voy a hacer el trámite para sacarlo con el certificado de discapacidad y …no había pasaje! Con el agregado de “y no se sienta discriminada” …. Tiene que ir a la ventanilla 166 etc. Aca no….
Fui a hacer el trámite a la ventanilla correspondiente para obtener el beneficio del pasaje gratis y me ofrecen viajar en El Condor: con un viaje en el cual el micro entraba en todas las localidades de la ruta 2 (ej Lezama , Chascomus) lo que hace que el viaje a San Bernardo de 3 hs y media en auto se transforme en 7 hs en micro.
Asi que me dirigi a la oficina de la Comisión Nacional de Transporte que esta en Retiro para hacer la queja y conseguir viajar: no era la única, había mas de 10 personas con el mismo problema. O sea todas las empresas en AGOSTO, no tenían pasaje para viajar a varias localidades del país porque estaban ocupados TODO LOS LUGARES. Importante repunte del transporte automotor de pasajeros de larga distancia!!!! Y sobre todo EN PLENO INVIERNO
Pasa el tiempo y solo podía viajar a ultima hora de la noche (cerca del las 23 del jueves 27) cosa que no acepte por seguridad . Entonces me ofrecen viajar el 28 a las 6 de la mañana. Perdido por perdido, decidi optar por ese viaje.
Grande fue mi sorpresa cuando voy (nuevamente) al Rápido Argentino ventanilla 166 y ya dispuesta a viajar el vienes a la mañana, consulto y aparece un pasaje para el 27/8 a las 18 hs. Horario que tome para viajar. Todo gracias a la buena voluntad de la Srta. Que me atendió. Eso si, me dieron un “papelito” el pasaje lo tengo que retirar una hora antes de viajar..
De mas esta decir que hice la correspondiente denuncia de lo anterior. Y como nota de color la me indican en la comisión nacional de transporte que mucha gente abusa y viaja mucho por vacaciones (discapacitados se entiende) . Creo recordar que mi fisiatra me mando a que tenga vacaciones después de siete meses de internación. Eso hizo que Galeno (mi prepaga) me cortara la rehabilitación ya que (y cito) “una persona que se va de vacaciones esta sana  y no necesita rehabilitación” . O sea una persona que tiene por ejemplo una enfermedad terminal no puede pasar unos días con su familia mirando el mar, el cielo, o la sierra. Tiene que vivir pensando en su dolencia las 24 hs del dia, por el riesgo de perder su tratamiento.
Por ultimo me permito hacer las siguientes  reflexiones:
El viaje sin cargo no el un “regalo” es un derecho, regulado por ley. Y en el caso de transporte terrestre no hay un limite de viajes por año. No se si es justo o injusto, es lo que dice la ley. Y lo que se me informo hoy.
Si, me sentí discriminada, porque si hubiera pagado el pasaje viajaba cuando quería y a la hora que quería.
Tengo una ventaja al ser abogada y conocer lo que hacen las empresas al tener que dar un beneficio gratuito:  lo posible para que el beneficiario no lo pueda obtener. Eso es lo que pasa con las empresas de transporte y prepagas /obras sociales en mi experiencia personal. Me dio veguenza ajena ver como era tratada por las empresas de transporte, gente que estaba en la fila reclamando lo mismo. Yendo y viniendo de ventanilla en ventanilla para decirle a los empleados de la Comision de Transporte que no había pasajes. Me consta que ellos mismos fueron a averiguar en mi caso (y en el de otros) si había disponibilidad  y les decian lo mismo. Todos los micros llenos, en invierno, a la costa por ejemplo?? raro no?.
Fui la única que hizo la denuncia (Nº 25869)
Nos falta educación, empatía (ponerse en el lugar del otro) y respeto.     
Nadie quiere estar discapacitado, nadie se “discapacita” a propósito por conseguir un beneficio. Por si alguno necesita aclaración: no lo hicimos a propósito, nos toco en la rueda de la vida y muchos vivimos dignamente de nuestro trabajo (los que tenemos la suerte de poder trabajar) y otros con su vida hacen feliz a mucha gente de lucha por ellos (pienso en los padres de  chicos con capacidades diferentes )
Me prometi a mi misma que nunca mas  derramo una lagrima  por estos temas. Voy a dedicarme a cumplir con la definición de Justicia que aprendi en la facultad en Derecho Romano en primer año: Vivir honestamente, no dañar al otro y dar a cada uno lo suyo. Y hace cumplir la ley, es dar a cada uno lo suyo. Y denunciar lo que no se cumple es dar a cada uno lo suyo. No quedarse en la queja. Hacer el reclamo por escrito va a lograr que alguna vez a la larga esto comience a cambiar. Aunque cueste, nos de bronca e implique ocupar algo de nuestro tiempo. Démosle a cada uno lo suyo
Disculpen lo extenso, y muchas gracias a todos por  la deferencia de leer estas reflexiones

Dra. Patricia Mennella
Abogada
Tº 37 – Fº 10 CPACF








No hay comentarios:

Publicar un comentario